Diarios 1947-1954. Mundo soplado por el viento

 

El material de este libro proviene de las varias travesías que llevaron a Keroauc a atravesar los Estados Unidos con una mochila a sus espaldas y su confiable anotador en su mano. En este volumen podemos leer lo que Kerouac escribió mientras cruzaba el Mississippi en Louisiana, traspasaba en autobús la Divisoria Continental en Montana y se quedaba varado bajo una tormenta de nieve en los páramos de Dakota del Norte. Sentimos la humedad de Biloxi, la desnudez del este de Texas y la perdición de Los Ángeles. En lugar de seudónimos ficticios para sus amigos, encontramos al verdadero Allen Ginsberg, Neal Cassady, William Burroughs y Lucien Carr en toda la gloria de la Generación Beat. Este es Jack Kerouac al desnudo, descubriendo Norteamérica por primera vez “a través de la ranura de mi ojo”.