El riseñor

Leónidas Lamborghini

 

La identidad como susurro. ¿Invencible?
La selva de palabras. El jadeo de la palabra en el viaje de la distorsión. ¡Esa tortura!
La distorsión asumida asimilada y devuelta multiplicadamente.
Pero la luz de la canción en la selva selvaggia:
¿veo?
Ascolto.
El límite: el silencio donde la identidad es un eco. Y un eco del eco.
Ahora a riveder le stelle: un riseñor que ríe entre las hojas del ombú que ríen.
El modelo como parodia.
¡Parodia genio de nuestra raza!
La risa risible del risible riseñor que ríe.
(Leónidas Lamborghini, 1975).